Lo ideal es predicar con el ejemplo, sin embargo, si no estás muy atenta, es fácil que se te cuele algún error cómo el que yo cometí días atrás. La vida me regaló un gran aprendizaje, gracias a Rosa, una simpática anciana del mercado de la Seu d’Urgell quien, sin saberlo, fue mi maestra.

Yo, que tanto hablo de lo importante que es la coherencia entre lo que piensas, sientes, dices, haces y proyectas para poder conseguir tus sueños, ¡metí la para hasta el fondo!

Menos mal que me di cuenta y estuve a tiempo de corregir mi error.

Espero de todo corazón que este vídeo te ayude a darte cuenta de que el problema no está en cometer errores, somos humanos y todos nos equivocamos. El secreto está en saber perdonarte y si las circunstancias lo requieren, pedir disculpas.

Espero que disfrutes con la historia de Rosa y sus fantásticos tomates.
 

Me encantará leer tu comentario.

¿Quieres despertar a la Diosa que duerme en silencio dentro de ti?

Únete a nuestro clan y disfruta del VÍDEO que te he preparado como REGALO de bienvenida.

He leído y acepto la política de privacidad y recibir emails de forma periódica.

I will never give away, trade or sell your email address. You can unsubscribe at any time.

    12 Respuestas a "Me equivoqué, pedí disculpas y fui capaz de perdonarme"

    • Rosa

      Efectivamente es necesario no ser tan dura con uno mismo, ese es uno de mis problemas y creo que por eso elijo como un autocastigo al seguir y seguir dando vueltas al asunto o tema.

      Trataré de poner en practica a su consejo, espero lograrlo.
      Gracias.

      • Maria

        Así es Rosa, ser bondadosa y amable con una misma, es el mejor regalo.
        ¡Seguro que lo logras!

        Un abrazo,
        Maria

    • Nora

      Gracias María por compartir esta anécdota, que es similar a alguna vivida por mí, me ha servido para confirmar que no soy la única en creer en el valor de este tipo de actitudes rectificadoras y afirmarme aún más en el querer ser coherente conmigo misma.
      Un beso y otra vez gracias.

      • Maria

        Hola Nora,

        ¡Que bueno que estemos en el mismo equipo! El de las personas conscientes y con muchas ganas de ser felices.

        Un abrazo,
        Maria

    • Monica

      Eres muy bella Maria…!!! Hermosa la historia y hermosa la persona q puede ser consciente de sus actos…besote!!!

      • Maria

        Preciosa Mónica…

        Muchas gracias!

        Un besazo,
        Maria

    • Victoria

      Enhorabuena, María, hace falta valor y humildad para reconocer los propios errores, compartirlos con las personas a quienes afectamos con ellos y soltar pedonándonos a nosotras mismas, muchas gracias por compartir tu experiencia, me ha sido muy útil. Te mando un abrazo

      • Maria

        Hola Victoria,

        Me alegro infinito de que mi experiencia te haya sido útil.
        Para mi es un placer compartir mis aprendizajes.

        Un abrazo,
        Maria

    • Humberto Rengifo

      Gracias María, muy bueno tu video, nos ayuda a reencontrarnos con nuestra naturaleza de seres falibles pero perfectibles. Todos estamos expuestos continuamente a cometer errores y lo hacemos, lo que debemos tener cuidado es en no quedarse en el error, debemos estar atentos para utilizarlo como insumo para ser mejores aprendiendo precisamente de nuestros errores. La ruta correcta es la que nos muestras: equivocarse, pedir disculpas y perdonarse a si mismo.

      • Maria

        Hola Humberto,

        Gracias por seguirme y por tu comentario.
        Me encanta lo que dices: «… seres falibles pero perfectibles..) ¡Así es! ¡Viva nuestra maravillosa humanidad!

        Un abrazo,
        Maria

    • Petry

      Buenas noches Maria
      Gracias por compartir .Aprendo mucho con los articulos publicados
      Te deseo que el universo te bendiga cada dia

      • Maria

        Hola Petry,

        Muchas gracias por seguirme, me alegro de que mis artículos te sean útiles.
        Bendiciones para ti también guapísima.

        Un abrazo,
        Maria

Déjale un comentario a Rosa Cancel Reply

Tu dirección de email no será publicada